Seleccionar página

Subida al mirador Glengesh Pass en Irlanda

22 noviembre 2018 | Europa, Irlanda | 0 Comentarios

Después de la increíble visita a la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte, continuamos con el road trip por Irlanda en dirección al mirador de Glengesh Pass. 

La carretera que une los pueblos de Ardara y Glencolumkille nos llevará hasta el mirador de Genglesh Pass desde se obtienen, si la niebla lo permite, unas increíbles vistas al valle. 

Subida al mirador Glengesh Pass

La subida al mirador Glengesh Pass no es nada fácil. Por el camino nos encontramos un bonito lago donde hicimos una breve parada en un parking para observar las vistas, pero a partir de este punto la carretera empieza a complicarse cada vez más y creo que tardamos en llegar unos 45 minutos.

Es una subida con bastante pendiente y curvas muy cerradas. Cuando se juntan dos coches casi no se puede pasar a la vez por lo que no resulta fácil llegar.

En este tipo de carreteras es cuando más nos alegramos de alquilar el coche para el viaje por Irlanda con seguro a todo riesgo. 

Una vez arriba, se olvida un poco el mal rato porque las vistas merecen el esfuerzo de llegar.

Cuando llegamos hacia las 14:45, llovía y había bastante niebla y no se veía todo el valle así que aprovechamos a comer un bocadillo en el coche y esperar un poco a que abriera la niebla. En el mirador hay unas mesas de merendero donde se puede comer disfrutando de las vistas, nosotros nos quedamos en el coche porque llovía un poco. En el aparcamiento hay una especie de food truck que vende café recién hecho y palomitas. El precio de un capuchino en vaso para llevar era de 2,60€ y las bolsas de palomitas 2,80€. nosotros tomamos un café y estaba muy bueno.

A los 15 minutos de estar allí casi se había ido toda la niebla y nos bajamos del coche para disfrutar del paisaje. Curiosamente cuando no llovía aparecieron un montón de pequeños mosquitos que nos rodearon. No picaban pero resultaban muy molestos. Creo que fueron los únicos mosquitos que vimos en toda Irlanda.

Después de comer y de disfrutar de las vistas nos dirigimos a nuestra última visita del día, los Acantilados de Slieve League. Dejamos el mirador y continuamos por misma carretera ascendiendo pero en seguida la carretera mejoró y el trayecto no fue tan duro como el de la subida.

¿Merece la pena subir a Glengesh Pass?

A nosotros nos parece que las vistas desde el mirador de Glengesh Pass son fantásticas pero sí que es verdad que la subida por la carretera en coche es complicada y que al llegar puede que te encuentres niebla y no se pueda ver todo el valle, así que tendréis que valorar si os interesa arriesgaros. Si vais muy justos de tiempo con el itinerario por Irlanda creo que puede ser un punto prescindible del viaje.

¿Conocíais este mirador? ¿Qué os pareció la carretera para llegar?

Saludos, viajeros!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This