Un imprescindible de nuestro viaje por Filipinas, las mochilas estancas