Seleccionar página

Visitar La Última Cena de Leonardo da Vinci en Milán

por | 06 noviembre 2017 | Europa, Italia, Milán | 0 Comentarios

Si visitáis Milán no podéis perderos la oportunidad de conocer la famosa obra de Leonardo Da Vinci, La Última cena. Sin duda es una de las visitas imprescindibles de Milán aun que no es fácil conseguir las entradas por lo que hoy Gobo os cuenta su experiencia.

Para los más despistados os diremos que La Última Cena de Leonardo da Vinci o Cenacolo Vinciano no es un cuadro si no una pintura mural que podemos encontrar en Santa María delle Grazie en Milán.

Cómo comprar las entradas para visitar La Última Cena de Leonardo da Vinci

Nosotros compramos las entradas por internet a través del portal de Vivaticket que es el único punto de venta oficial (http://www.vivaticket.it/ita/event/cenacolo-vinciano/26482). Es posible que encontréis otras webs que ofrecen entradas para esta visita pero no son webs oficiales y cobran mucho más dinero por lo que nuestra recomendación es que no os fiéis y compréis las entradas directamente a través de Vivaticket.

Puede parecer fácil comprar las entradas por internet pero no es nada fácil porque no abren los días con antelación ni con orden. Por ejemplo, nosotros queríamos ir el Domingo 24 de Septiembre de 2017 porque era el único día completo que teníamos para visitar Milán y cuando entré en la web por primera vez no estaban disponibles las fechas de Septiembre. Había leído en el foro de viajeros que había que comprarlas por anticipado porque allí mismo siempre están agotadas y por internet se agotaban rápido. Otra opción era llamar y reservar por teléfono al número que aparece en la web de Viva ticket pero yo prefería intentarlo por internet porque me parecía más cómodo.

Lo primero que tenéis que hacer es registraros en la página web para que cuando abran los horarios no tengáis que pararos a rellenar datos y simplemente tengáis que acceder con vuestro usuario y contraseña. Yo me registré el 5 de Julio y desde ese día hasta el 24 de Julio que abrieron el día que yo quería reservar estuve entrando a la web y mirando el calendario sin éxito. Hay que tener muchísima paciencia porque el sistema no es como por ejemplo el de la Torre inclina de Pisa que te permite comprar la entrada con 20 días de antelación y cuando se venden todas ya no es posible.

El 24 de Julio a las 8 de la mañana abrieron varios días del mes de Septiembre pero ninguno nos valía por lo que seguimos entrando a la web y actualizando. Hacia las 12.30 de la mañana volví a entrar y justo estaba disponible el 24 de Septiembre, pero solo había una hora disponible las 17.00. No me lo pensé y reservé rápido con miedo a que se agotara. Como ya tenía una cuenta registrada solo tuve que rellenar los datos del pago y pagar los 12€ por persona. La entrada son 10€ pero te cobran 2€ de gestión por cada una de ellas. No me podía creer que después de tanto tiempo por fin las hubiera conseguido.

Al realizar la reserva os llegará al email confirmación del pago y deberéis guardar el justificante que os muestro a continuación y que será imprescindible llevar a las taquillas de Santa María delle Grazie para que os lo canjeen por la entrada real. Con este papel no podréis pasar, es necesario canjearlo por las entradas que os muestro en la otra imagen. Gobo aparte de este justificante se llevó impresos todos los justificantes el pago realizado por si acaso……

Nuestra visita era a las 17.00 pero llegamos con tiempo porque había que pasar por la taquilla a que nos dieran la entrada real y queríamos visitar previamente Santa María delle Grazie. Os recomendamos que vayáis al menos 15 minutos antes de vuestra hora de visita por si en la taquilla hubiera cola. Por cierto, al llegar a la taquilla había un cartel que indicaba que las entradas estaban agotadas.

Santa María delle Grazie

Santa María delle Grazie es una iglesia pequeña que realmente si no fuera por la obra de Da Vinci no creo que fuera tan turística. Se encuentra algo apartada del centro turístico pero es fácil llegar en metro a la parada de la línea 1 Conciliazione o la parada de las líneas 1 y 2 de Cardona.

Visita a La Última Cena de Leonardo da Vinci

Lo más curioso es que tardamos meses en conseguir la entrada y la visita a la Última Cena de Leonardo da Vinci solo dura 15 minutos. Unos minutos antes de la hora de la visita dirigen al grupo a una sala de espera y cuando llega la hora dan acceso a la sala donde se encuentra La Última Cena de Leonardo da Vinci y La Crucifixión de Donato Montofano. Allí solo es posible estar 15 minutos, cuando pasa ese tiempo obligan a salir a todo el mundo. Se pueden sacar fotos sin flash y a la salida en la tienda de souvenirs hay un baño gratuito disponible.

  • Duración de la visita: 15 minutos
  • Precio: 10€ + 2 € de gastos de gestión por la compra online
  • Horario: Da martes a domingo de las 8.15 a las 19.00 (ultimo acceso a las 18.45). Lunes cerrado
  • Ubicación: Piazza Santa Maria delle Grazie, 2.
  • Metro: Conciliazione (línea 1) y Cardona (línea 1 y línea 2)
  • Web oficial para comprar las entradas Vivaticket: http://www.vivaticket.it/ita/event/cenacolo-vinciano/26482
  • Se permiten fotografías sin flash
  • En la misma sala también se puede contemplar La Crucifixión de Donato Montofano.

No hace falta decir que a nosotros esta visita nos gustó mucho y la consideremos imprescindible en Milán. No hace falta ser experto en arte para disfrutar de una obra tan importante como esta por lo que recomendamos que os arméis de paciencia para conseguir reservar la entrada y no os la perdáis.

Canoli siciliano en Ammu Cannoli Espressi Siciliani

Después de nuestra visita a la Ultima cena nos fuimos a comer un canoli siciliano a Ammu Cannoli Espressi Siciliani que se encuentra a pocos minutos de Santa María delle Grazie en Corso Magenta 32. La especialidad son los canolis sicilianos que están rellenos de ricota y a los que le ponen un topping por encima (nosotros elegimos pistacho). Hay tres tamaños disponibles pero el mejor es el mediano. Pagamos algo menos de 3€ por cada uno. El local de Corso Magenta es muy pequeño y no tiene mesas en el interior, pero los canolis están buenísimos!! Es otra visita obligada de Milán para los amantes del dulce como Gobo.

¿Sabíais que La Última Cena de Leonardo da Vinci se encontraba en Milán? ¿Cómo conseguisteis vosotros las entradas?

Saludos, viajeros!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This