Seleccionar página

Visita a la fábrica Guinness Storehouse

22 octubre 2018 | Europa, Irlanda, Dublín | 0 Comentarios

Una de las actividades más interesantes en Dublín es la visita a la fábrica de Guinness o lo que es lo mismo, la visita a la Guinness Storehouse.

Lo primero que debéis saber es que la fábrica de Guinness como se la conoce en realidad no es la propia fabrica sino una exposición de siete plantas en un edificio con forma de pinta donde se cuenta toda las historia de la cerveza Guinness. A través de experiencias interactivas se muestra el proceso completo de fabricación de la cerveza Guinness desde la recolección y modo de utilización de sus ingredientes (agua, lúpulo, cebada y levadura), creación de los barriles, transporte y unos cuantos pasos más hasta que la pinta de Guinness llega a tu mano.

Reserva de entradas para la Guinness Storehouse

La fábrica de Guinness es una de las atracciones más importantes de Dublín y siempre suele estar lleno de gente. Nosotros decidimos reservar por internet con antelación para tener una hora fija y evitar colas y la decepción de llegar allí y que no hubiera entradas. Ademas, comprando las entradas de la Guinnes Storehouse por internet se ahorra dinero.

Por internet, los precios de las entradas van desde los 18,50€ hasta los 22€ por persona dependiendo de la hora seleccionada. Hay horas desde las 9:30 hasta las 17:00 en intervalos de 30 minutos, es decir, a las 9:30, 10:00,10:30,…16:30 y 17:00.

Nosotros reservamos la última hora disponible en Septiembre que era a las 17:00. El edificio cerraba a las 19:00 por lo que puedes estar allí hasta esa hora. El precio fue de 18,50€ por persona por lo que nos ahorramos 6.50€ cada uno.

En el precio de la entrada se incluye una pinta de Guinness gratuita y para los menores de 18 años un refresco. Nosotros nos tomamos la nuestra en el Gravity Bar con unas estupendas vistas a la ciudad de Dublín. Otra opción es tomarla en la academia donde te enseñan a tirar tu propia pinta y te dan un diploma, pero en nuestra visita había cola y preferimos subir al Gravity Bar.

La fábrica de Guinness está algo más lejos del centro de Dublín que el resto de atracciones turísticas pero se puede llegar caminando en unos 20 minutos desde Temple Bar.

Si llegáis antes de vuestra hora, intentad entrar porque a nosotros no nos pusieron ningún problema. A las 17:00 no había cola para entrar con reserva y en el interior había bastante gente pero tampoco era un agobio.

Si compráis las entradas por internet tendréis que imprimirlas al llegar en unas máquinas. Es muy sencillo, seleccionáis vuestro idioma e introducís el código de referencia de la entrada y se imprimen de manera automática. Luego solo tendréis que pasar por el torno de acceso y llegareis a la planta baja donde se encuentra la tienda de souvenirs, baños, compra de audioguía, guardaropa, etc.

La visita empieza encima del famoso contrato de arrendamiento que firmó Arthur Guinness en 1759 por 9000 años al precio de 45 libras por año. Desde aquí podéis ir caminando y ascendiendo de planta a vuestro aire.

La primera parte se base en los ingredientes de la cerveza Guinness: agua, lúpulo, cebada y levadura.

No recuerdo en que planta era pero había una sala donde hacían una degustación de Guinness, nosotros esperamos unos minutos a la cola y entramos, te explican algunas cosas en ingles y luego puedes degustar la cerveza en una mini pinta (en las fotos podéis ver el tamaño)

Recorrimos todas las plantas a nuestro ritmo y al final nos tomamos la pinta gratuita en el Gravity Bar que estaba bastante lleno. Como no había sitio para sentarse después de un rato bajamos a otra de las plantas donde hay una barra circular y sillas alrededor de la zona de escaleras.

Página web oficialhttps://www.guinness-storehouse.com/es

Dirección: GUINNESS STOREHOUSE St.James's Gate Dublin 8

Horario: Todos los días de 9:30 a 19:00 (último acceso a las 17:00). En julio y agosto de 9:00 a 20:00 (último acceso a las 18:00)
Cerrado en: Viernes Santo, Nochebuena, Navidad y San Esteban (26 de diciembre).

Conclusiones

Si os gusta la cerveza Guinness y queréis saber algo más sobre ella, la visita a la fábrica de Guinness es muy interesante. Es verdad que no es una fábrica real y que todo es interactivo, pero aún así a nosotros nos pareció muy interesante y lo disfrutamos. Nuestro consejo es que busquéis una hora en la que las entradas a la Guinness Storehouse son más baratas.

¿Qué os parece la visita a la fábrica de Guinness? ¿Conocíais la Guinness Storehouse?

Saludos, viajeros!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This