Las mejores vistas del Castillo Neuschwanstein se tienen desde el Marienbrücke, el Puente de María.