Descubrimos cómo es por dentro el pub más famoso de Dublín, el Temple Bar